¿Cómo fabrican la miel las abejas?

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Todo el mundo sabe que la miel es elaborada por las abejas, pero la mayoría desconoce como éstas la fabrican. Es una de las principales funciones que desempeñan y por la cual son conocidas en todo el mundo.

En primer lugar, las abejas recolectan el néctar de las flores gracias a su pequeña lengua. Una vez que han acumulado bastante cantidad en su buche inician la vuelta a la colmena. Allí las abejas obreras más jóvenes se encargan de ayudar a depositar el néctar y a continuación siguen con la recolecta del néctar.

Cuando el néctar ha sido guardado en las celdas de la colmena comienza el proceso de transformación del néctar a miel por parte de las obreras que se encuentran dentro la colmena. Este proceso consiste en la deshidratación de la sustancia, reduciendo sus niveles de humedad hasta alcanzar su nivel de madurez perfecto. Sin embargo, este trabajo puede llevar varios días debido a los agentes externos que desempeñan un papel importante.

El operculado es de gran ayuda para los apicultores porque es la señal para que estos sepan que la miel está lista para ser recolectada.

Una curiosidad durante proceso de transformación del néctar a miel es el aprovechamiento de la deshidratación para refrigerar la colmena; el ventilador personalizado de nuestras queridas abejas.

Cuando la sustancia alcanza su punto óptimo las abejas se encargan de sellar la celda con una capa de cera muy fina, guardando la miel. El proceso de sellado es conocido como “operculado de celdas”. El operculado es de gran ayuda para los apicultores porque es la señal para que estos sepan que la miel está lista para ser recolectada.

Ahora ya conoces el proceso de fabricación de la miel; una tarea fácil a simple vista pero que requiere mucho esfuerzo y un gran número de abejas. Además, como hemos mencionado anteriormente la duración del proceso depende de los agentes externos.